Centros Iván Logo

¿Qué es la micropigmentación y por qué está de moda?

18/06/2018 - Centros Iván

Micropigmentación, maquillaje permanente… Quizás últimamente hayas oído también de forma más concreta el término microblading.

Estos términos hacen referencia a una especialidad que se enmarca en el ámbito de la estética y cuyo objetivo es embellecer o corregir las facciones mediante la pigmentación de la piel.

 

La micropigmentación es una técnica estética de maquillaje permanente que requiere conocimientos profesionales especializados para llevarla a cabo.

 

Si bien la micropigmentación se puede realizar en todo el cuerpo, las áreas más demandadas son los ojos, los labios y las cejas.

De hecho, las cejas se han convertido en las protagonistas de estas técnicas de maquillaje permanente y semi-permanente por los resultados tan favorecedores que se consiguen.

 

¿Tus clientes ya te han preguntado por la micropigmentación y el microblading y no has sabido qué responderles?

En Centros Iván te explicamos en qué consisten estas técnicas, cuáles son sus diferencias y por qué están de moda.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre micropigmentación y microblading?

 

La diferencia entre micropigmentación y microblading radica en los procedimientos y los materiales utilizados y en las áreas a pigmentar.

La micropigmentación utiliza un dermógrafo para implantar pigmentos de color en la piel del rostro y del cuerpo. Los resultados son permanentes, por lo que este maquillaje dura años. Por supuesto, su duración dependerá de los cuidados faciales, del propio envejecimiento de la piel y de la exposición a la luz solar.

Además de maquillar permanentemente zonas habituales como los ojos, las cejas y los labios, la micropigmentación complementa la cirugía reparadora al pigmentar cicatrices.

El microblading diseña y corrige las cejas pelo a pelo mediante una técnica manual que tiene origen en el tatuaje tradicional japonés o tebori. En este caso el resultado es semipermanente y dura entre 1 y 2 años, lo que puede exigir retoques al cabo del tiempo.

 

 

 

¿Qué valor aporta la micropigmentación a tus clientes?

 

La micropigmentación les hará sentirse mejor al embellecer aquellas zonas del rostro que desean corregir.

Por ejemplo, las cejas poco pobladas o los labios no definidos son puntos cruciales del rostro y pueden suponer problemas estéticos que mejoran notablemente mediante esta técnica.

También se utiliza para disimular cicatrices cuando la diferencia del tono de la piel es importante, cuando se necesiten disimular tras cirugías de pecho o mastectomías o para pigmentar pieles con manchas blancas o vitíligo.

Por otro lado, les ahorrará tiempo en la rutina de maquillaje diaria, ya que un simple delineado de los ojos resalta la mirada sin necesidad de aplicar más producto que la máscara de pestañas.

 

 

 

¿Por qué es una técnica que exige especialización?

 

La micropigmentación requiere especialización mediante un curso profesional porque necesitas adquirir conocimientos específicos y habilidades en el manejo de los instrumentos, entre ellos el dermógrafo y los pigmentos.

Además, también es importante saber qué es el visagismo y cómo analizar el rostro de cada persona para realzar al máximo su belleza y lograr resultados armoniosos.

Por otro lado, el curso de micropigmentación es el paso previo si quieres formarte en técnicas específicas de tatuaje en un futuro.

 

 

Las técnicas de maquillaje permanente y semi-permanente están de moda sobre todo para rediseñar las cejas y enmarcar la mirada.

La micropigmentación tiene más aplicaciones que el microblading a nivel facial y corporal desde un punto de vista estético.

Si aún no ofreces este servicio en tu centro de estética o en tu gabinete de belleza, en Centros Iván aprenderás los conocimientos necesarios para iniciarte en esta técnica.

Solicita información sobre el curso de micropigmentación y actualízate para ofrecer las últimas tendencias a tus clientes.

Descubre todos nuestros cursos